Science for a better life
Inicio / Agricultura digital: más kilos maíz en ambientes heterogéneos del oeste /

Soluciones - Sub menu

Novedades - Sub menu

Agricultura digital: más kilos maíz en ambientes heterogéneos del oeste

30.03.2021

Agricultura digital: más kilos maíz en ambientes heterogéneos del oeste

2101 - Marcelo Nicoletta, desde América - Foto principal

El oeste bonaerense tiene ambientes ideales para sacarle muy bien el jugo a la agricultura digital, especialmente en los campos con lomas y zonas quebradas y arenosas. Ya hay gente que la aprovecha a fondo. “En esta campaña, 100% del maíz se hizo con prescripción de siembra y fertilización variable, a través de FieldView”, cuenta Marcelo Nicoletta, productor y asesor en la zona de América. Nicoletta se define como “fanático” de la tecnología agrícola y dice que es una gran ordenadora de datos, además de constituir el camino para ser cada vez más productivo. 

Sabe por experiencia propia que la aplicación selectiva de insumos genera beneficios económicos y ambientales. “Gracias al conocimiento ‘sitio específico’ en el que nos apoyamos, se logra una utilización muy eficiente de los recursos como semillas y fertilizantes, pero también bajamos sustancialmente la carga de principios activos utilizados para el control de plagas, malezas y enfermedades”, detalla. Nicoleta tiene una impronta innovadora. No por nada es socio de AAPRESID y también está conectado con los grupos CREA. Todavía recuerda cuando avanzó con contratar el plan Plus de FieldView y recibió el Drive y un Ipad, que vienen con el paquete para aprovechar a fondo la plataforma de agricultura digital.

También recuerda que con una de las empresas que asesora se metió rápidamente en el nuevo paradigma de tecnología agrícola. Allí tiene a cargo unas 2.500 hectáreas agrícolas, en una rotación clásica de trigo/soja y maíz, que también incluye cultivos de cobertura o de servicio.  “En la primera campaña arrancamos con un lote de prueba y franjas testigo, pero al comprobar las bondades y beneficios de la herramienta, todos los lotes de maíz del actual ciclo, el 2020/21, ya se sembraron con Prescripciones de Semillas FieldView”, describe.

Nicoletta inició su conexión con todo este universo digital como cliente de los maíces DEKALB. Los asesores comerciales del centro de servicios de Bayer en América pusieron a su disposición la herramienta de tecnología agropecuaria para que pudiera iniciarse en el manejo y familiarizarse con sus conceptos básicos.  “Pero luego, ya con la licencia de FieldView Plus, fue posible llevar adelante la planificación, el monitoreo y las prescripciones con densidades variables que significaron un gran avance”, relata.

El establecimiento que maneja tiene maquinaria propia y una sembradora modelo 2018 equipada con el sistema de Precision Planting, con corte por sección y flujo por surco, para hacer densidad variable de semilla y dosis de fertilizante. “Lo bueno es que es muy compatible con FieldView: nunca tuvimos problemas con la prescripción y la lectura de la computadora de la máquina, igual que con la fertilizadora automotriz”, dice el técnico.

En la campaña 2019/2020, la primera (que utilizó como testigo), le sirvió para poner a prueba la plataforma de tecnología agrícola y también para medir resultados en un lote donde se usaron las Prescripciones de Semillas FieldView junto a franjas sembradas con un planteo convencional.  “Allí, con el mapa de rendimiento, pude establecer la respuesta en un maíz tardío, gracias a la franja testigo que cruzaba todos los ambientes con una dosis uniforme. El resultado mostró una diferencia promedio de 950 kg/ha en el rendimiento a favor de la prescripción variable”, recordó. 

Agregó que “este fue uno de los principales beneficios que nos decidió a volcarnos de lleno a las prescripciones en el 100% de la superficie de maíz”. Nicoletta cuenta que esos 950 kg/ha se generaron, sobre todo, en los ambientes de menor calidad o mayor proporción de arena. “Ahí los cultivos se deprimen mucho cuando el manejo es por densidad uniforme: puedo quedarme corto de plantas en el bajo más productivo o con una superpoblación en la loma. Al poder variar la densidad, donde más respuesta tuve fue en estos ambientes más restrictivos”, destacó.

En esta campaña, la siembra arrancó en la segunda quincena de septiembre, con el maíz temprano. Las herramientas de tecnología agrícola de FieldView tuvieron un rol clave en toda la campaña. El asesor enumera la secuencia que siguió, que tuvo su origen en una caracterización por ambiente de cada lote. “La plataforma me marca ambientes de distinta productividad, pero luego yo los selecciono, los analizo, los puedo modificar y hasta incluso unir con otros sobre la base del conocimiento previo que tengo de ellos”, dice Nicoletta. “Generalmente utilizo entre cuatro y cinco ambientes por lote, no más. En ese marco, la herramienta me da una recomendación de densidad que ajusto en base a los datos que ya conozco de cada ambiente. La mayor parte lo sembramos con materiales Dekalb 72-20 VT3P y 72-70 VT3P”.

Junto con la densidad de semilla, la prescripción indica la dosis de arrancador apropiada para cada ambiente. Con el maíz tardío, que en su caso viene atrás de un cultivo de servicio con vicia o centeno, la lógica de manejo es similar.  “Para la fertilización nitrogenada se hace la prescripción. Luego la saco de la plataforma, la exporto en un pendrive y voy a la fertilizadora de dosificación neumática, que aplica la cantidad determinada en cada ambiente”, detalla.  “Luego, con el iPad, que ya tiene toda la información, voy cruzando los distintos ambientes y viendo la evolución del cultivo, chequeando la cantidad de plantas y la nutrición adecuada”, relata.

Agrega que después la usa “para hacer un relevamiento del cultivo hasta el momento de la cosecha, cuando se vuelven a sumar más datos con la información que proveé la cosechadora”, agrega. “Empezamos con un caso testigo y ahora adopté la herramienta a fondo”, reconoce. Pero Nicoletta ya dice que va por más. Este año, de cara a la campaña 2021/22, la idea es empezar a probar prescripciones de densidad de semilla variable en soja. “FieldView me lo permite y tengo la maquinaria apropiada para hacerlo, así que empezaremos a probar”, anuncia. Mientras tanto, no descansa. Ya está realizando fertilización variable de nitrógeno en trigo y maíz y saca provecho de las múltiples ventajas de la agricultura digital. 

El monitoreo de campo y seguimiento de los lotes también cambió para él de manera definitiva: a través de los mapas satelitales puede conocer en tiempo real las áreas o ambientes con alta, media o baja biomasa dentro del lote, un recorrido online que le sirve para ir siguiendo la evolución de los cultivos.   Como dice Nicoletta, es un fan de FieldView. No hay duda. Y también un hombre del que se puede aprender mucho.