Science for a better life
Inicio / AGD dona parte de los beneficios del programa Agroservices a la lucha contra la desnutrición infantil /

Soluciones - Sub menu

Novedades - Sub menu

AGD dona parte de los beneficios del programa Agroservices a la lucha contra la desnutrición infantil

17.03.2021

AGD dona parte de los beneficios del programa Agroservices a la lucha contra la desnutrición infantil

Con la mirada puesta en el desarrollo social de las comunidades más necesitadas, la compañía Aceitera General Deheza (AGD) puso en marcha un proyecto para trabajar en el combate contra la desnutrición infantil en el norte argentino. AGD, uno de los grupos agroindustriales más importantes del país, diseñó un esquema para que centenares de productores agropecuarios puedan apoyar, a través de la Red AgroServices (el programa de premios de Bayer para sus clientes), el trabajo que lleva a cabo la Fundación Dignamente para luchar contra el hambre y la desnutrición en un conjunto de comunidades vulnerables. Según cuenta Lucas Fiandrino, coordinador de la Gerencia de Socios Estratégicos de Bayer, AGD puso en marcha esta iniciativa a fines de 2020. “En distintas reuniones que mantuvimos con integrantes de AGD, nos pusieron al tanto del trabajo de la fundación y nos presentaron a Heriberto Roccia, su fundador y director”, relata Fiandrino. Es un orgullo para Bayer contar con socios comerciales con esta sensibilidad y que comparten nuestros mismos valores, acompañando a las comunidades con compromiso y generosidad.

Así, varios productores que habían adquirido insumos en AGD durante la campaña 2020, canjearon sus puntos para apoyar a la Fundación Dignamente.  El primer aporte concreto se efectivizó en diciembre, con la entrega de cuatro computadoras que ya están siendo utilizadas por la entidad para la gestión de su programa “Nutrir la Infancia”. Heriberto Roccia, fundador y director ejecutivo de la fundación, manifestó que AGD “se inspiró en lo que hacemos y el positivo impacto social que genera”. Y agregó que, gracias al apoyo que están brindando, ya pudieron poner en marcha “un software de gestión para hacer el seguimiento de cada niño desnutrido que asistimos”.

Hace cuatro años, Roccia y su esposa Sol Scheurer crearon esta ONG que incluye una red de centros para combatir la desnutrición infantil en el chaco santiagueño, entre las localidades de Quimilí, Weisburd, Campo Gallo y Tintina. Allí, pusieron en marcha los programas Nutrir la Infancia y #CultivemosTrabajo, que han generado incluso sus propios recursos a partir de la producción hortícola. Roccia cuenta que “los programas de la fundación ya incluyen a más de 600 familias y nos permitieron recuperar a más de 300 niños en estado de desnutrición a lo largo de tres años, con una metodología de trabajo innovadora”.

Este joven, que transmite una gran energía, afirma que “la desnutrición es el nuevo flagelo que tenemos en la Argentina. Yo creo que es la prioridad máxima que debemos enfrentar, que debe convocarnos a todos para reunirnos y trabajar en conjunto”. En ese camino, la fundación acaba de lanzar una nueva iniciativa, llamada “Embajadores”, que invita a todos los voluntarios que quieran sumarse a colaborar para cubrir, durante un mes, el tratamiento médico y nutricional de un niño en esas zonas vulnerables.

El tratamiento de un chico desnutrido cuesta aproximadamente 6.500 pesos por mes. Tenemos niños que están en espera, que deberían ingresar a los programas, pero no tenemos los recursos suficientes para todos. Por eso lanzamos esta iniciativa, que impulsa a que una persona, junto con su red de contactos, pueda reunir el monto necesario para cubrir el tratamiento”, explicó Roccia. A ese objetivo se suma también el aporte impulsado por AGD. Fiandrino destacó que “el programa de la RedAgroservices fue el vehículo que permitió a AGD, a través del canje de puntos por productos, hacer las donaciones para este proyecto que conduce Heriberto, que es espectacular”.